En resolución dictada el pasado 28 de julio, el Tribunal de Alzada del PLN rechazó la apelación presentada por el alcalde de Alajuela, Humberto Soto, para que se suspendiera el procedimiento que se sigue en su contra por violaciones a los principios éticos partidarios por su vinculación al caso denominado como Diamante.

Soto y otros tres alcaldes liberacionistas fueron allanados, detenidos y suspendidos de sus cargos por seis meses, por orden judicial y como imputados en el sonado caso Diamante que les atribuye supuestamente recibir dádivas a cambio de obras viales en sus cantones.

El alcalde de Alajuela es el único de los cuatro que puede aspirar a la reelección y fue ratificado como candidato en la asamblea cantonal que se celebró en Alajuela el pasado sábado 29 de julio con el voto de 70 delegados.

Al respecto el Tribunal de Alzada señaló en la resolución:

Como Tribunal de Alzada, hemos observado como el señor Humberto Soto Herrera, apeló a las audiencias a las cuales fue convocado para que justamente se defendiera. En ambas audiencias, el Sr. Soto Herrera, solicita prórroga para no poder asistir a las mismas, aduciendo diferentes motivos. Esta situación es extraña en una persona que indica le urge le resuelvan su situación, y de alguna manera incumple con su propio deseo de justicia pronta y cumplida, a la que apela constantemente.

Esta resistencia a no asistir a las audiencias programadas ha causado un efecto indeseado de llamar a la confusión sobre los tipos de responsabilidad que se busca determinar en ambos procedimientos, tal y como lo acota el Tribunal Ética y Disciplina, ya que esa conducta puede generar rezago injustificado del procedimiento aplicado por el Tribunal Ética y Disciplina, y a la vez produce un incumplimiento con el acatamiento que debe cumplir el Tribunal de Ética y Disciplina de la orden dada por el Tribunal Supremo Elecciones.

Este Tribunal de Alzada es del criterio que el Tribunal de Ética y Disciplina, lleva razón en rechazar en todo su actuar y en todos sus extremos, la solicitud para aplazar la audiencia convocada para el pasado jueves 13 de julio del 2023. Consideramos que lo actuado por el Tribunal de Ética y Disciplina, se ajusta al debido proceso y al cumplimiento de la resolución del TSE.

Este Tribunal de Alzada también hace la observación que, en ningún momento se ha recibido por parte del Sr. Humberto Soto Herrera alguna defensa ética y moral respecto de los señalamientos que se han indicado desde el inicio de la investigación, en el expediente TED -10-2021 que abrió de oficio.

Corresponde ahora al Tribunal de Ética resolver la denuncia a partir de la orden que recibiera del Tribunal Supremo de Elecciones. Soto se expone a una sanción que podría ir desde la suspensión de la militancia hasta la expulsión de la agrupación política. Esto impediría sus intenciones de reelección.

El secretario general, Miguel Guillén y el presidente del PLN, Ricardo Sancho, han manifestado en varias ocasiones su oposición a la candidatura de Soto.

Fuente: El Mundo

Artículo Anterior Artículo Siguiente