La decisión de nueve diputados de gobierno de apoyar en las elecciones de alcalde del otro año y los comicios presidenciales del 2026 al grupo Aquí Costa Rica Manda fue calificada como "bochornosa" por la cúpula del Partido Liberación Nacional.

Se trata de una nueva agrupación política conformada por seguidores del presidente Rodrigo Chaves y que tiene como objetivo "consolidar una nueva forma de hacer política", según la legisladora Pilar Cisneros.

Los nueve diputados que llegaron al Congreso por el Partido Progreso Social Democrático, se mantienen en sus puestos en el Parlamento, no se declaran independientes y continuarán como bancada oficialista a la orden del mandatario Chaves.

"Como Presidente del Partido Liberación Nacional, observo con gran preocupación las noticias de uno de los actos más bochornosos de la política nacional, cuando diputados de la fracción legislativa del Partido Progreso Social Democrático deciden mantenerse en el Parlamento con la estafeta de ese partido, sin considerarse independientes, mientras abrazan la militancia en otro partido (...) Lo anunciado, chabacanamente, por doña Pilar Cisneros no es poca cosa y compete a todos, lesiona la credibilidad del sistema de partidos políticos. Es poco serio y realmente es antidemocrático que por primera vez en Costa Rica se hable del partido de un Presidente", dijo Ricardo Sancho, presidente del PLN.

Mientras tanto, Miguel Guillén, secretario del PLN, aseveró que la decisión tomada por los legisladores debilita la democracia.

"El anuncio de un nuevo partido cercano al gobierno debilita nuestra democracia. Es un nuevo partido taxi, basado en personalismos, no en ideas y en un proyecto de desarrollo para el país. Se confirma que vamos hacia una polarización política peligrosa, donde el PLN es la última opción seria que defenderá la institucionalidad costarricense a escala nacional. De un lado tendremos a demócratas convencidos y en el otro lado, a quienes simpatizan con poses autoritarias e improvisan en cargos de gobierno y en los puestos municipales. La visión costarricense de un centro político equilibrado que promueve valores de concordia y solidaridad se comienza a desdibujar", dijo Guillén.

Artículo Anterior Artículo Siguiente