Carta de diputados a ente fiscalizador pregunta por criterios técnicos, legales y financieros de administración de la CCSS en este año

Seis diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), incluyendo al jefe de fracción Óscar Izquierdo, enviaron una carta a la Contraloría General de la República para solicitar informaciones, pronunciamientos o criterios que el ente fiscalizador haya realizado sobre la situación financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y en particular decisiones de su Junta Directiva con respecto a la paralización de obras de inversión.

La misiva fue firmada por Izquierdo y los diputados Paulina Ramírez, Kattia Rivera, José Francisco Nicolás, Dinorah Barquero y Luis Fernando Mendoza, y fue recibida el pasado 8 de agosto. Al respecto, desde la Contraloría se indicó que se encuentra bajo análisis, por lo que no se pueden adelantar aspectos de su valoración.

En la carta dirigida directamente a la Contralora Marta Acosta, se le consulta si existen alertas de la entidad relacionadas con la situación financiera del 2023, si se han realizado criterios o informes sobre la suspensión del portafolio de inversiones de la CCSS, así como su fundamentación basada en estudios actuariales.

También se consulta sobre la situación en particular del Hospital Max Peralta de Cartago, la toma de decisiones en la Junta Directiva al margen de criterios técnicos, legales y financieros, así como sobre el desempeño de la Auditoría Interna de la CCSS.

La diputada Paulina Ramírez explicó que la motivación se originó en el deseo de clarificar la situación de la CCSS con la seriedad de la Contraloría. “Desafortunadamente, la CCSS se ha sometido a un clima innecesario de inestabilidad, malas decisiones y de informaciones tergiversadas, en especial porque nos interesa reunirnos pronto con los directivos reubicados por la Sala Constitucional, por ello queremos conocer los criterios de la Contraloría sobre la situación real de la CCSS”, dijo.

Ramírez afirmó que desde la suspensión de cuatro directivos hace ocho meses, y la suspensión del  portafolio de inversiones de la CCSS hace cinco meses, se ha generado una situación de muchísima incertidumbre, por lo que quieren información que les permita aclarar el panorama.

“Nos gustaría conversar con los directivos restituidos por la Sala Constitucional, pero antes nos interesa contar con los materiales de la Contraloría”, dijo Ramírez, quien destacó la preocupación en la fracción por las obras paralizadas, en particular por la construcción del nuevo Hospital Max Peralta en Cartago, a pesar de que se encontraba en una etapa muy avanzada del proceso. “En este tema tenemos mucho interés don Oscar y yo, junto con nuestra compañera Rosaura Méndez», expresó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente